Balance de la edición 2020

El Festival Esperanzah! 2020, adaptado a las medidas Covidien-19, cierra una edición reinventada en streaming y presencial con 1500 espectadores en diferentes teatros de El Prat de Llobregat y 1000 más siguiendo los conciertos desde casa.

Ha sido sin duda una edición única y especial. Gracias al apoyo del Ayuntamiento del Prat de Llobregat, se han podido realizar 8 conciertos y 3 espectáculos del Festiclown con total seguridad, demostrando una vez más que, a pesar del momento complicado que vivimos a raíz de la pandemia, podemos seguir construyendo cultura transformadora .

Los conciertos-conversación han sido los más concurridos con Ciudad Jara, Judit Neddermann, Amparanoia, Maral, Xavi Sarrià y Key Day. Todos ellos celebrados en diferentes espacios de la Ciudad: el Teatro Moderno, el Teatro El Artesano y el Céntrico.

Además se ha celebrado también la imprescindible Festiclown con Leo Bassi, Kanbahiota y la compañía de circo Vol'e Tiempo. Finalmente, durante el fin de semana se han visto los conciertos de Manu Chao, Raquel Lúa, Nakany Kanté, Ganz y The Flaming Shakers. Quién lo ha preferido ha podido adquirir su entrada para disfrutar del concierto con normalidad, siguiendo las medidas de seguridad marcadas por la situación actual. Y quien lo ha querido, ha comprado una entrada a través de la emisión en streaming, desde casa, gracias a la tiqueteros del Festival, Tiketic.org. Todas las entradas del festival, son en realidad donativos que van directamente a proyectos sociales.

Este año además, el Festival Esperanzah! 2020 ha lanzado una iniciativa innovadora: estrenar 3 videoclips con denuncia social sobre alguna de las causas que siempre han rodeado al festival. Los 3 grupos han sido Txarango con Bendita Vida, Que han hecho un homenaje a la gente mayor; Balkan Paradise Orchestra con Low, Poniendo de relieve la labor de la ONG Open Arms, Y la Banda Esperanzah! dirigida por Natxo Tarrés, Que ha presentado una canción dedicada a la Esperanzah junto a toda la familia que rodea el festival y la cooperativa.